HIMNO A SAN JUAN DE PASTO
Bravo pueblo de invicta coraza,

luz interna de pétreo fanal

El ciclópeo fortín de la raza

se hace escudo en tu diestra triunfal.


Cuatro siglos de greda y de gloria

hierro y bronce torturan su sien

en un mármol perenne, la historia

talla el Santo, y el Héroe también.


El acero y la Fe del Hispano

se confunden en vivo crisol

y fecundan el surco y el grano

bajo el beso aborigen del sol.


La nutricia lección de las venas

en la sangre da forma a la Ley:

En la forja imperial las cadenas

pesan menos si el pueblo es el Rey.


El castillo se aduerme en el Valle

Lo vigila un rampante león

que su cólera augusta no estalle:

Como fiera se agita el perdón.


En la noche de ignoto sendero,

sus bajales orienta la luz.

Se eterniza en la selva un lucero

con los brazos abiertos en cruz.


En la hoguera de trágico rito,

donde vibran tormenta y clarín,

majestuosa se yergue en granito

la desnuda altivez de Agustin.


Junto al cráter el Prócer un día,

Sella pactos con la inmensidad:

Contra toda quietud, rebeldía;

contra toda opresión, libertad.


Santifica su entraña el abismo

con el cardo del mártir... Después

se destaca un feral cataclismo

al empuje viril de la mies.


Pasa el Cóndor, Olímpico alarde

magnífica al insomne Adalid.

Un blasón abroqueta esta tarde:

La nobleza se mide en la lid.


Roto el cetro, la abrupta frontera

hunde en Pasto su firme sillar.

Cuando piafa el corcel de Barrera

hay un grito en la cumbre: iTriunfar!


iPueblo grande! Tu herencia de lauros

ya retoña en esteva y laúd

Tras el trote de viejos Centauros

brota el tronco de añeja virtud.


En el libro, en el ara, en el arte,

se troqueta tu homérica Paz:

En el limo del áureo baluarte

melifica la vid de la Paz...


Vencedor del ayer prepotente,

hoy cultivas tus sueños, feliz.

El volcán enguirnalda tu frente

con claveles y rosas de Atriz.


Millonaria de dones tu casta

va dejando las huellas en pos.

Triple símbolo fulge en el asta:

Una patria, un destino y un Dios.
Letra: ALBERTO QUIJANO GUERRERO
Música: Luwin Mazuera